Obama y Clinton, unidos
Barack Obama y Hillary Clinton, en su primer acto conjunto durante la campaña electoral (EFE) EFE

En pocos meses han pasado de ser encarnizados rivales a insusuales aliados... y en breve podrían ser, directamente, compañeros de Gobierno. Si hasta hace poco el hecho de que Hillary Clinton pudiera ser la próxima secretaria de Estado del presidente electo, Barack Obama, era un mero rumor, pero que empiezan a ganar peso.

Podría concretarse a primeros de diciembre
Dos de las cabeceras más fiables en cuanto a política estadounidense se refiere, The Washington Post y
The Politico, no sólo dicen que Obama se lo va a ofrecer, sino que ella aceptará y que los movimientos fructificarán tras el Día de Acción de Gracias , es decir, en los primeros días de diciembre.

Los asesores de Obama, según ambas publicaciones, dijeron durante la noche del jueves que han sido despejados los escollos que quedaban ante el nombramiento de Hillary Clinton, al solucionarse cuestiones como la revelación de los intereses financieros de su marido, el ex presidente Bill Clinton.

O secretaria de Estado o líder del Senado

Representantes de Hillary Clinton rehusaron comentar la versión de los allegados de Obama, según el Washington Post.

Consiguió 18 millones de votos en las primarias
Mientras tanto, la dirección del grupo demócrata en el Senado estudia formas de asignar mayores responsabilidades y poderes a Hillary Clinton, en el caso de que no entre en el gabinete de Obama, según la edición digital de The New York Times.

El nombramiento supondría otorgar una mayor reconocimiento a una senadora que cuenta con poca antigüedad en el Senado pero que atrajo casi 18 millones de votos en las elecciones primarias y sólo por muy poco no logró convertirse en la primera mujer en ser el candidato de uno de los dos grandes partidos en unas elecciones presidenciales.