Decapitan a una niña albina de seis años durante un asesinato ritual en Burundi

  • Un total de 28 albinos, la mayoría mujeres y niños, han muerto del mismo modo desde principios de año en el este de África.
  • Sus articulaciones y órganos se usan en prácticas de brujería.
  • Tanzania es el país más afectado.
Burundi, en África Oriental (GOOGLE MAPS)
Burundi, en África Oriental (GOOGLE MAPS)
GOOGLE MAPS

Una niña albina de seis años fue decapitada el domingo en Burundi, convirtiéndose en la última víctima de una serie de crímenes contra los albinos en varios países del este de África, donde son objeto de un lucrativo tráfico de órganos para prácticas de brujería.

"Un grupo de bandidos armados con fusiles atacaron la casa de una niña albina de seis años llamada Cizany en Bugongo (a 220 km al este de Buyumbura). La decapitaron antes de cortarle las piernas y los brazos y llevárselos", explicó este lunes por teléfono el administrador del poblado de Kinyinya, Rémi Sengiyumva.

Con esta muerte, al menos 28 albinos, en su mayoría mujeres y niños, han sido asesinados en varios países del este de África desde principios del año, según un balance establecido a partir de datos de la Asociación de Albinos de Tanzania (TAS).

Tanzania es el país más afectado por el recrudecimiento de los crímenes rituales contra los albinos, cuyas articulaciones y órganos se utilizan en prácticas de brujería para fabricar amuletos de buena suerte para los buscadores de oro.

En Burundi, la niña asesinada ha sido "la tercera víctima albina de esta barbarie desde septiembre en nuestra provincia (...) Hacemos todo lo posible para intentar encontrar a esos asesinos", aseguró a AFP Nicodeme Gahimbare, fiscal de la provincia de Ruyigi, fronteriza con Tanzania.

"Ciertos responsables administrativos no se tomaron en serio lo sucedido y no pusieron bajo protección a los albinos de sus comunidades", lamentó el fiscal Nicodeme Gahimbare.

380.000 euros por víctima

Las articulaciones y los órganos de los albinos "se venden en Tanzania. Esa gente dice que ganan 380.000 euros con cada cuerpo de albino", explicó el magistrado burundés.

El presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete, lanzó en octubre un nuevo llamamiento a intensificar la represión de ese fenómeno. "Es perfectamente estúpido que algunos crean que los albinos tienen poderes mágicos y que algunas partes de sus cuerpos pueden enriquecerlos", declaró.

Según las autoridades de Tanzania, unas 50 personas acusadas de estar implicadas en los asesinatos de albinos fueron arrestadas en el último año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento