Cinco entretenidos juegos para disfrutar en familia en la piscina

Existen diversas actividades con las que los más pequeños de la casa podrán divertirse en el agua al mismo tiempo que hacen ejercicio.
​¿Qué tienen en común el arte y las matemáticas?
​Ensaladas para toda la familia
La piscina es uno de los escenarios favoritos de buena parte de los niños.
La piscina es uno de los escenarios favoritos de buena parte de los niños.
Pixabay.

A pesar de que la desescalada ha permitido ya que los primeros nadadores acudan a las piscinas en algunas zonas del país (siguiendo un estricto protocolo de higiene y seguridad que garantice el distanciamiento), la mayoría de la ciudadanía aún no ha podido darse el primer chapuzón del año. 

Una experiencia muy querida sobre todo por los más pequeños de la casa, que verano tras verano insisten a sus padres para ir a divertirse con sus amigos y familiares a uno de los lugares preferidos. En este sentido, existen diversos juegos con los que poder disfrutar en familia en la piscina y que harán que los pequeños lo pasen en grande al mismo tiempo que hacen ejercicio.

  • Marco Polo: es uno de los más famosos. El niño que tenga los ojos vendados debe buscar a los demás. Cada vez que grite Marco, el resto deben contestar Polo para darle pistas de dónde se encuentran y que así este pueda tratar de ir hacia ellos. Los movimientos del agua, las salpicaduras o los ruidos que hagan serán las pistas fundamentales con las que contará el niño que tiene que pillarlos.
  • Carreras de relevos: para poder hacer estas pruebas, se necesitan al menos cuatro personas, que se dividirán en dos equipos. Para empezar, se lanzará un objeto cualquiera y, a la de tres, los pequeños tendrán que nadar hacia él en el estilo que prefieran (mariposa, espalda, braza o crol). Ganará el equipo que alcance el objeto antes.​
  • Tiburón: otro clásico de las piscinas. El niño que hace de tiburón se ha de quedar en el centro de la piscina y se limitará el espacio por el que se puede jugar. El resto de sus compañeros se tienen que tirar a la vez al agua e intentar cruzarla sin que el primero les atrape. Si los coge se convertirán en tiburones con él y se repetirá el juego hasta que solo quede un niño fuera de agua.
  • ​Concurso de saltos: siempre con precaución y evitando saltos arriesgados hacia atrás o saltos próximos al bordillo, esta prueba puede resultar muy divertida y motivadora para los pequeños. Uno tras otro, los niños irán saltando al agua en función de la manera en la que lo indique el adulto que esté con ellos, que además irá puntuando cada salto hasta que, tras una ronda de cinco, se obtenga un ganador. Algunos ejemplos de saltos son: con los brazos juntos, con las piernas abiertas, de bailarina o de colibrí.​
  • La búsqueda del tesoro: una opción perfecta para los niños a los que les encanta bucear. Además, si se practica en la zona en la que no cubre, también podrán tomar parte los más pequeños. En el juego, los niños deben estar todos en el agua y, a ser posible, con gafas de buceo. El adulto que esté con ellos tirará al agua un objeto que se hunda y que sea vistoso o brille (aro de colores, monedas grandes o algún otro objeto brillante). Los participantes deberán cerrar los ojos en el momento en el que se tira el 'tesoro', que empezarán a buscar cuando el ‘árbitro’ grite ¡Ya!.

- Apúntate a la newsletter de planes con niños y recibe en tu correo todo tipo de ideas para entretener a los más pequeños de la casa. Consejos, manualidades, juegos, experimentos...

Mostrar comentarios

Códigos Descuento