Gonzalo Miró: "Se acabó 'Aquí hay tomate' pero la telebasura no ha llegado a su fin"

  • Enemigo declarado de algunos programas del corazón, acepta que exista prensa rosa.
  • Evalúa sus dos años en 'Las mañanas de Cuatro'.
  • Acepta las críticas, pero reconoce que algunas son "sangrientas".
  • "No voy a pedir perdón por llamarme Miró".
Gonzalo Miró. (DIARIO DE NAVARRA)
Gonzalo Miró. (DIARIO DE NAVARRA)

Gonzalo Miró , colaborador de 'Las Mañanas de Cuatro' y personaje popular desde su nacimiento por ser el hijo de la cineasta Pilar Miró y ahora pareja de Eugenia Martínez de Irujo, Duquesa de Montoro, es también conocido por su animadversión por la prensa rosa.

El colaborador del programa de Concha García Campoy reconoce en una entrevista para el Diario de Navarra que aunque desapareciese uno de estos programas, al que ganó una demanda , la batalla noha terminado: "El 'Tomate ' se acabó, pero no creo que la telebasura haya llegado a su fin" dice.

Miró, que ha sido criticado recientemente por participar en los debates del corazón que se realizan en su programa e incluso comentar algunas noticias en las que él era el protagonista, asegura que nunca ha estado en contra de la prensa rosa "siempre y cuando se sepa diferenciar entre el derecho a la información y el de la intimidad de las personas. El problema viene cuando, vayas a dónde vayas, tienes 6 coches detrás persiguiéndote como si fueras un delincuente".

Peso de la fama

El colaborador, que realizó estudios de cine en Nueva York y cuyo trabajo detrás de las cámaras está paralizado por su labor televisiva dice estar adaptado a las críticas y reconoce el peso de un apellido famoso.

Ser el hijo de quien soy me ha ayudado a conseguir cosas en determinados sitios. Las críticas que hablan de enchufismo eran previsibles.

"Ser el hijo de quien soy me ha ayudado a conseguir cosas en determinados sitios", y añade: "todas la críticas que hablan de enchufismo eran previsibles pero hay algunas que son demasiado sangrientas y no merece la pena contestar".

Sin embargo, destaca que estos dos años junto a Concha García Campoy le han servido de gran aprendizaje y se encuentra más cómodo delante de las cámaras, pero sentencia: "no voy a pedir perdón por llamarme Miró".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento