Castilla y León es una de las regiones, junto con Asturias y Aragón, en las que menos han aumentado las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Esta es la buena noticia, la mala es que son las que menos aumentan precisamente porque ya eran las más contaminantes.

Las emisiones de CO2 en España subieron un 52,3% el año pasado, según los datos del informe de emisiones de gases de efecto invernadero 2007 elaborado por Comisiones Obreras.

En Castilla y León sólo han subido un 23,8%, lejos del 128,3% de La Rioja, de Murcia (98,9%) o de Canarias (95,2%).

Es decir, en España triplicamos lo comprometido en el Protocolo de Kioto y, de hecho, sólo entre 120 industrias emiten ya el 40% de los gases de efecto invernadero permitidos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID