Biblioteca de la Universidad Politécnica
Biblioteca de la Universidad Politécnica de Madrid. (ARCHIVO). 20MINUTOS.ES

Todavía queda un curso para que las universidades sevillanas cambien por completo su planes docentes para adaptarse al marco europeo de educación. Sin embargo, el Plan de Bolonia ya está en las aulas. Así lo confirma el Vicerrector de Ordenación Académica de la Universidad de Sevilla , Juan José Iglesias, quien indica que «desde 2004 se vienen realizando experiencias piloto en algunas titulaciones, para que alumnos y profesores vayan tomando contacto».

Por ejemplo, el nuevo método docente ya se ha probado en Psicología, Turismo, Informática, Farmacia, Relaciones Laborales, las carreras técnicas y las ingenierías de 2º ciclo. Los estudiantes han notado sensiblemente que las clases son distintas: una mayor exigencia de trabajo diario, clases más prácticas y un seguimiento exhaustivo de la asistencia. Pero se quejan de que en ningún momento les han dicho que se trata de unas pruebas para ver cómo funciona.

Así sucede en la Facultad de Comunicación , donde también se está realizando esta experiencia. Violeta Muñoz , alumna de 5º de Periodismo, no entiende que los alumnos «estemos siendo objeto de pruebas sin ser informados, dejándonos abandonados a la arbitrariedad del profesor». Un compañero de clase añade: «Parecemos conejillos de indias. Deberían avisar». El vicerrector reconoce que sí hay cierta desinformación «como cuando dicen que un Máster Oficial costará 6.000 euros. No es así, costará 1.500, como ahora».

Los profesores, conformes

Por su parte, los profesores se muestran conformes. «No está habiendo ningún rechazo hacia estas pruebas por parte de los docentes», confirma José Álvarez, director de comunicación de la Hispalense y profesor en Periodismo. «Aunque este método supondría mayor trabajo para el docente», reconoce. Una profesora de Redacción Periodística Audiovisual que lleva un par de cursos dando sus clases al estilo europeo advierte de «la necesidad de motivar al alumnado cambiando las viejas formas didácticas como dictar apuntes por un seguimiento especializado que guíe a la universidad hacia la investigación».

Este mes la Hispalense aprobará las primeras 25 titulaciones de las 35 que empezarán a adaptarse en el curso 2009/2010, entre ellas, Biología, Derecho, Economía, Educación Física, Medicina, Enfermería, Historia o Turismo.

En la UPO, bajan los suspensos

En la Pablo de Olavide las clases piloto se vienen aplicando desde 2003 y «están teniendo muy buenos resultados», según confirma a 20 minutos Juan Manuel Cortés, Vicerrector de Docencia. «Ya hay diez titulaciones en proceso y dos con las materias totalmente adaptadas: Derecho y Humanidades. Desde que impartimos las clases con el método europeo han bajado mucho los suspensos, el alumno está más motivado y apoyado por el profesor».