Diseñadora, millonaria, rusa... y futura princesa de Hannover: así es la vida de Ekaterina Malysheva

  • La esposa de Ernesto Augusto de Hannover nació en Rusia hace alrededor de 34 años.
Ekaterina Malysheva, futura princesa de Hannover, durante su boda, en 2017.
Ekaterina Malysheva, futura princesa de Hannover, durante su boda.
API (c) Behrsing / GTRES

Para que nos hagamos una idea de la importancia de la familia Hannover en la dinastía monárquica europea baste decir que la tan mentada dinastía Windsor (es decir, la de Isabel II y todo el Reino Unido) es en realidad descendiente directa del árbol genealógico germano, solo que durante la I Guerra Mundial (exactamente el 17 de julio de 1917) se decidió cambiar el nombre por no tener una vinculación tan estrecha con nada de nombre tan alemán.

Dicho esto, hay que reconocer que Ernesto Augusto de Hannover (también conocido como Ernesto Jr.) nunca ha sido muy pródigo en dar titulares. Esa faceta siempre ha estado más ligada a personalidades como Alejandra, hija de Carolina de Mónaco, o Christian, quien está casado con Sassa de Osma y vive en España. Pero el primogénito es el primogénito.

Por eso resultaba tan extraño que, tres años después de su pomposa boda por todo lo alto, digna de un cuento de hadas, se supiese tan poco de Ekaterina Malysheva, la esposa del príncipe heredero. Pero ahora ya se empieza a conocer algo más quién es ella.

Nació en Rusia hace alrededor de 34 años, el 30 de julio de 1986, pero ya de niña vivió una mudanza que la llevaría a instalarse en Praga, en la República Checa (por aquel entonces aún Checoslovaquia). Su padre, un magnate soviético, montó allí una empresa de gas y petróleo, mientras que su madre era actriz de teatro. 

Tuvo una infancia dulce y cómoda en Centroeuropa. Sin embargo, al acabar sus estudios en la Escuela Internacional de la "ciudad de las cien torres", como es conocida la capital checa, se trasladó a Londres, donde se especializó en la rama de moda por el London College of Fashion.

Precisamente en aquellos años conoció al que sería su esposo y con el que acabaría casándose después de un largo noviazgo en 2017, motivo por el cual es conocida como Gotha Ekaterina, Princesa Consorte de Hannover, a su vez título del libro sobre su vida.

Su pasión le llevó a montar un negocio que a día de hoy no es solo una marca top en el sector, sino todo una línea de ropa que se ha convertido en la favorita de varias de sus amistades celebrities como Gigi Hadid, Sienna Miller, Rita Ora y Poppy Delevingne.

La marca es Ekat y funciona por sus monos y bodysuits de lycra, su prenda estrella, así como leggins o trajes de baño, a los que añade un toque multicolor y psicodélico, que se enmarcan dentro del estilo pop y glam. No por nada una de sus inspiraciones es Ágatha Ruiz de la Prada.

De hecho, con ella realizó hace unos años una exposición, cuando Miley Cyrus presentó a Ekaterina Malysheva y a Cósima Rodríguez, la hija de la modista y diseñadora española. Surgió entre las dos jóvenes una amistad por la se han vuelto íntimas y han colaborado en más de una ocasión.

Todos los ojos monegascos están pendientes de que, siendo como es bellísima, alta, preparada, elegante y sofisticada, no tendrá problemas para saber llevar el peso de ser la gran princesa que ha de ser. A muchos ya se los ha ganado con su respuesta a la revista W, donde admiró públicamente a su suegra, Chantal Hochuli: "Si tuviera un icono de estilo, sería sin duda Chantal. Es elegante y cool al mismo tiempo. Su clase es algo a la que todos deberíamos aspirar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento