El Grupo de Desactivación de Explosivos destruyó una granada de mano que un niño encontró entre los escombros de un vertedero de un pueblo de la comarca burgalesa de Santa María del Campo.

Se trata de una granada defensiva polaca
Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Burgos, el niño se llevó la granada hasta su casa, donde
el tío del menor avisó a la Guardia Civil de la existencia de este artefacto para que se hiciera cargo de él.

El Grupo de Desactivación de Explosivos comprobó que se trataba de una granada defensiva polaca, utilizada durante la Guerra Civil, completa, con toda su carga explosiva, que fue trasladada a un descampado para proceder a su destrucción.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE BURGOS