La Audiencia Provincial de Sevilla ha absuelto a R. R. M., acusado de haber violado a un niño de cinco años y de fotografiar desnudo a su hermano de tres, cuando se quedaban a su cargo durante las Navidades del año 2005.

El motivo: no se tomó declaración a los menores y porque la acusación se basó en las declaraciones del padre y la abuela paterna y en testimonios médicos.

El fiscal pedía para el acusado, que es la pareja sentimental de la madre de los menores, nueve años de cárcel y la acusación particular 16.

Los hechos se remontan al 24 de diciembre de 2005, cuando el padre recogió a los menores, cumpliendo con el régimen de visitas. El día 27, la abuela llevó al niño de cinco años al hospital de Valme.

El fiscal pedía nueve años de cárcel y la acusación particular 16

Allí le diagnosticaron "eritema perianal y secreción blanquecina, debido a la sobreinfección de lesiones erosivas", de "evidentes connotaciones sexuales", según se describe en la sentencia de la Sección Cuarta.  

Sorprendidos

Para los jueces, es sorprendente que los menores "no hayan sido oídos en ningún momento" ni por psicólogos o el juez de instrucción.

Además, rechazan hacerlo ahora, porque afirman que los menores, "por elementales mecanismos de autodefensa, tenderán a reprimir y olvidar los sucesos traumáticos".

El acusado es la pareja sentimental de la madre de los menores

Acusación

En la sentencia, se apunta que la acusación se basó en "testimonios indirectos de referencia" del padre, la abuela y el personal médico.

La Audiencia mantiene que los niños fueron llevados al hospital a los tres días de estar con su padre, por lo que pudieron sufrir "interferencias derivadas de la actuación, incluso involuntaria o bienintencionada, de los adultos de su entorno más cercano o de los que tuvieron contacto con ellos en aquellas fechas". 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SEVILLA