El Ayuntamiento de Otura ha suspendido cautelarmente la actividad de un centro de protección de menores, ubicado en la urbanización Los Girasoles.

El Consistorio alega que el centro carece de la preceptiva licencia municipal de actividad o apertura e incumple la legalidad urbanística, a pesar de los numerosos requerimientos que desde el Ayuntamiento se han hecho para que se subsanasen todas las deficiencias.

Ignacio Fernández-Sanz, alcalde de Otura, afirma que se han realizado "por parte de los servicios técnicos municipales varios informes y que se ha constatado que la Asociación Eleva Apromen está ejerciendo sin licencia la actividad propia de una casa de acogida en una vivienda, en la que se han llevado a cabo obras de ampliación y modificaciones en la distribución interior incumpliendo la separación de linderos por el alzado posterior y careciendo de licencia de obras. Así que, el Ayuntamiento no tiene más remedio que proceder a ordenar el cese inmediato de dicha actividad".

"A todo esto se suman las reiteradas denuncias de los propietarios de las viviendas colindantes ante el Consistorio y ante la Guardia Civil motivadas por diversos incidentes, así como los informes emitidos por la Policía Local de Otura", según el edil.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA