El presunto homicida de una ciudadana china en un una vivienda de Jerez de la Frontera el pasado día 20, aseguró en el juzgado no recordar "nada", salvo una discusión con su pareja, aunque fue él mismo quien pidió a sus compañeros de piso que llamara a la Policía y "confesó allí mismo" que había sido el autor de la muerte.

Tras levantarse el secreto de sumario en el Juzgado de Violencia de Género de Jerez, el abogado defensor, Agustín Velloso, explicó que los hechos se produjeron sobre las 21,00 horas, cuando una compañera de piso del presunto agresor y dos personas más llegaron a la vivienda y vieron "todo el baño lleno de sangre".

El presunto agresor aseguró a sus compañeros de piso que la sangre que le cubría procedía de una hemorragia nasal

En ese momento, dijo, el presunto homicida estaba en la ducha y cuando estos le preguntaron "preocupados" por lo ocurrido. Así, el acusado les explicó que la sangre era suya "porque tenía la mosqueta" --una hemorragia nasal-- y, acto seguido, comenzó a limpiar la sangre "como si tal cosa", relató.

Su pareja estaba descansando

Tras las preguntas insistentes de sus compañeros sobre el paradero de su pareja --ya que los habían dejado juntos en la casa horas antes--, éste respondió que la fallecida estaba descansando y que no se iba a levantar a cenar.

A continuación, la compañera de piso encontró a la víctima muerta "detrás de la puerta de la habitación, sentada en una maleta y recostada en la pared con un brazo amputado", ya que el supuesto homicida había trasladado el cuerpo sin vida del baño al dormitorio.

Asimismo, el abogado de la defensa explicó que, aunque la fallecida fue hallada con "varias cuchilladas en el cuerpo", tenía indicios de haber sido "estrangulada", aunque será el informe forense el que determine este detalle.

El móvil de los celos

De igual manera, Velloso apuntó a los "celos" como posible móvil del homicidio, ya que la víctima, cuyo marido vivía en China, viajaba en los últimos meses "con más frecuencia a Málaga" y el presunto agresor sospechaba que tenía otra relación paralela.

La defensa apunta a los celos como posible motivo del crimen, ya que el detenido sospechaba de que si pareja mantenía otra relación

Velloso manifestó que pedirá que su cliente sea acusado de un delito de homicidio con varios atenuantes. Asimismo, señaló que varios de los compañeros de piso que han prestado declaración coincidieron en que no habían visto juntos "mucho tiempo" a la víctima y el presunto homicida.

En último lugar, el abogado defensor consideró que, pese a las dificultades propias de la complejidad del idioma, el caso cumple "todos los requisitos" para ser juzgado en un juicio con jurado popular.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE JEREZ