Nuno Bettencourt
Nuno Bettencourt en una imagen de archivo. LAST TOUR

Suena el teléfono en la casa de Los Angeles de Nuno Bettencourt, guitarrista de los legendarios Extreme. El desfase horario provoca que para él sean las 10 de la mañana...

¿Le he despertado?

¡En absoluto! Suelo levantarme bastante más pronto. Es lo que tiene tener hijos...

Extreme tiene nuevo álbum, Saudades de rock. ¿Un homenaje a su infancia en Terceira ?

Más que homenaje es una conexión. Es una frase que solíamos decir en la última gira. No hay una palabra en inglés que signifique lo mismo («saudades» se podría traducir como «morriña»).

El disco suena clásico, como si apenas hubiera pasado tiempo desde Pornograffiti...


Bueno, han cambiado muchas cosas, pero la música sigue siendo música. Y nosotros seguimos haciendo lo mismo: nos metemos en una habitación, escribimos, grabamos... Hay cosas que no cambian.

Sin embargo, el negocio de la música es bien distinto hoy, con Internet, las descargas...

La tecnología tiene ventajas. El mundo se hecho pequeño

La tecnología tiene ventajas. El mundo se hecho pequeño. Pero también inconvenientes. Cualquiera se puede bajar música, y eso ha hecho que se pierda algo del misterio.

¿Qué piensa de las bandas de rock de hoy en día?

¿Hay bandas de rock hoy en día? (risas). Es difícil definir el rock. Me gustan Muse, System of a Down... Pero muchos grupos suenan igual, al estilo de My Chemical Romance, y no me dicen nada.

Creo que cuando era joven estaba más interesado en el fútbol que en la guitarra…

Es cierto. Mi sueño era ser futbolista, jugar en el Benfica y en la selección portuguesa.

Ahora es uno de los guitarristas más influyentes del mundo. ¿Qué consejo daría al guitarrista aficionado?

Estudia para abogado (risas). No, lo más importante es buscar tu propio estilo.

¿Se puede ser una estrella del rock casado y con hijos?

¡Con mis hijos me siento más estrella del rock que nunca! Vienen a los conciertos, tengo cosas que compartir con ellos y unos valores del rock and roll que transmitir.


BIO. Nuno Bettencourt Nació hace 42 años en la isla de Terceira (en las Azores, Portugal). Se casó en 1994 y tiene dos hijos.