Tres españoles y un guatemalteco murieron este jueves en el norte de Guatemala, cuando, por razones aún desconocidas, cayó el helicóptero en el que viajaban por una zona selvática.

Fuentes de la embajada española en Guatemala señalaron que dos de los españoles fallecidos han sido identificados como los empresarios residentes en este país Virgilio Casados y José Luis Briz, y el guatemalteco como Zafiro Hurtarte, también empresario.

El tercer español, que aún no ha sido identificado, es un familiar de Briz, que recientemente llegó a Guatemala de vacaciones, según las mismas fuentes.

Un portavoz de los Bomberos Voluntarios informó de que una unidad de rescate de ese cuerpo de socorro halló la aeronave siniestrada en la comunidad de San Isidro, en el departamento de Alta Verapaz, unos 300 kilómetros al norte de la capital guatemalteca.

Dos de los fallecidos vivían en Guatemala desde hace 20 años y poseían varias fincas

"El helicóptero fue declarado perdido desde esta tarde por la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), pero fue en la noche cuando lo encontramos. Sus cuatro tripulantes fallecieron", precisó la fuente.

Según el comunicado oficial de las autoridades, el helicóptero, que era pilotado por Casados, salió a las 11.22 horas (17.22 GMT) del aeropuerto de la ciudad de Flores, en el norteño departamento de Petén, con destino a la capital guatemalteca.

"A las 16.30 horas (22.30 GMT) fue declarado oficialmente como desaparecido al constatar que se perdió la comunicación entre la torre de control y la aeronave", explicó un portavoz de la DGAC.

Los españoles Casados y Briz, que radicaban en Guatemala desde hace más de 20 años, eran propietarios de varias fincas ganaderas ubicadas en el suroeste del país, así como de otras empresas dedicadas al comercio y las finanzas.