Un total de 17.900 niños de hasta 16 años de Barcelona y el área metropolitana y sus familias han necesitado ayuda económica este año del programa de la Caixa. Son 4.900 más que el año pasado, lo que da a entender que se han acrecentado las dificultades para conseguir alimentos, productos de higiene y material escolar en época de crisis.

La mayoría de niños atendidos son nacidos en España
En los últimos tres meses, el número de niños que han requerido ayudas en las
10 ciudades españolas donde se aplica este programa se ha incrementado un 20%, pasando de los 69.592 niños atendidos a finales de junio a los 82.920 de septiembre.

Según el director general de la Fundació la Caixa, Jaume Lanospa, este aumento se debe a «la pobreza sobrevenida» de las familias y a los efectos de la crisis. De hecho, una de cada ocho familias atendidas tienen al menos un trabajo fijo y estable, pero con un sueldo insuficiente.

La mayoría de los 44 millones de euros invertidos se han destinado a las familias monoparentales (45,5%), sobre todo, con la madre sola a cargo de los hijos. Las familias numerosas concentran el 28,3% de las ayudas. La mayoría de niños (78,3%) atendidos son nacidos en España. Les siguen los de Marruecos (5,8%), Ecuador (3,8%) y Bolivia (3,1%).