El presidente del Parlamento, Ernest Benach, ha lamentado que los partidos políticos "mezclen" sus dinámicas con las "de las instituciones", y que esto se use en la batalla política. Benach ha asegurado que tiene la "conciencia muy tranquila" y que duermE "muy bien", porque pese a la polémica generada por los extras de su vehículo oficial, que ya ordenó retirar, cree que ha actuado "bien".

El reposapiés ni lo habría utilizado porque supondría un problema para sus "rodillas"

Benach ha repetido que él no pidió añadir los polémicos extras (un televisor, un reposapiés y una mesa de trabajo) al vehículo, sino que fue una oferta hecha por el proveedor. También ha apuntado que los servicios de la Cámara pensaron en un televisor para que estuviera informado constantemente, y que el reposapiés ni lo habría utilizado porque supondría un problema para sus "rodillas".

"Ahora espero que se acabe el tema de una vez por todas y se debatan cosas más importantes", ha asegurado Benach, que ha insistido en que todos los extras no eran "un capricho o un lujo, sino un elemento de trabajo".