Un hombre de 45 años salvó ayer milagrosamente la vida, aunque sufrió lesiones de gravedad al caer desde un quinto piso.

Él mismo, pues no perdió la consciencia en ningún momento, explicó a los agentes de Policía cuando llegaron que le ocurrió mientras arreglaba una persiana.

El accidente se produjo alrededor de las 17.00 horas, en la calle Maestranza, perpendicular a la carretera de Rueda, según informó Efe.

El hombre fue trasladado al hospital Río Hortega para recibir asistencia, pues presentaba diversas fracturas graves, ya que cayó desde una altura aproximada de 20 metros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID