Finalmente, la segunda perrera de Barcelona se instalará al lado del Parc de l'Oreneta y de Collserola. Tendrá una capacidad para 450 animales (250 perros y 200 gatos), costará nueve millones de euros y estará terminada en 2011.

El espacio suma 16.583 metros cuadrados. Tendrá tres ámbitos: el principal (incluye un vestíbulo, una sala polivalente, el local de voluntarios, veterinario...), alojamiento de animales (100 salas para perros, cuatro módulos para gatos y 80 más para cuarentena) y una tercera para que los animales corran.

La perrera actual de l'Arrabassada se mantendrá
El Ajuntament denominará a la perrera Parc d'Acollida d'Animals de Companyia de Barcelona. Quiere fomentar las adopciones y la educación ambiental de vecinos y estudiantes. El centro, en forma de U, tiene un gran desnivel, tendrá una cubierta vegetal, de manera que estará poco influida por el frío y el calor ambientales. Placas fotovoltaicas y solares o reutilización del agua harán de la perrera un espacio sostenible. Olores y ruidos no molestarán a los dos colegios vecinos.

El consistorio presentó ayer las instalaciones a las protectoras. La regidora Imma Mayol cree que el proyecto recoge sus aportaciones. Aun así, fue ayer cuando se les presentó la maqueta, el emplazamiento y sus características. La perrera actual de l'Arrabassada se mantendrá. Protectoras como Altarriba recordó que sigue habiendo ejecuciones ilegales y se trata mal a los voluntarios.