Siria ha decidido cerrar la Escuela Americana y el Centro Cultural de EE UU en Damasco, en una primera medida tras el reciente ataque de helicópteros estadounidenses en una localidad siria fronteriza con Irak, y en el que perdieron la vida ocho personas y otras dos resultaron heridas.

Este brutal crimen constituye un acto de terrorismo de Estado

La decisión fue anunciada por la agencia estatal de noticias SANA tras una reunión del Consejo de Ministros en la que se analizó la acción armada del pasado domingo en la localidad de Abu Kamal.

En el comunicado oficial aprobado al final de la reunión de ministros se califica el ataque como "una bárbara agresión estadounidense" y se indica que ese "brutal crimen constituye un acto de terrorismo de Estado". El ataque fue ejecutado el domingo pasado por cuatro helicópteros estadounidenses que llegaron desde Irak y regresaron a ese país, según la versión siria.

El objetivo: una banda

Por su parte, fuentes de EE UU sostienen que el objetivo era una banda que supuestamente facilitaba el ingreso a Irak de combatientes de grupos rebeldes. Aún así, las autoridades estadounidenses todavía no han confirmado oficialmente este incidente.

Mientras, el portavoz del Gobierno iraquí, Ali al Dabag, dijo que su país rechaza que la Aviación estadounidense use el territorio de Irak para lanzar ataques contra la vecina Siria. En un comunicado difundido en Bagdad, el portavoz subrayó que ese rechazo "forma parte de la política y la Constitución iraquíes que no permiten que el territorio iraquí sea usado para agredir a países vecinos".