Ante la crisis hay que apoyar a la pequeña y mediana empresa andaluza y salvar de la quiebra a las familias. Esta es la consigna de los presupuestos de la Junta de Andalucía para 2009, que intentarán crear empleo y ayudar a los más débiles.

El Consejo de Gobierno andaluz ha aprobado hoy una dotación de 33.764 millones de euros, un 5,6% más que el año anterior. Sin embargo, las partidas no suben todas por igual. Los sectores productivos (pequeñas y medianas empresas -pymes- e industria) son las que más dinero recibirán con 8.620 millones de euros en inversiones y programas de apoyo, un 11,9% más que en 2008 dedicado a créditos para pymes, empresas agroalimentarias, turísticas, culturales, comerciales...

La vertiente social también es otra de las áreas que más se incrementa con 19.151 millones. Los servicios y prestaciones sociales es lo que más sube (19,9%), frente a Educación (3,8%) o Sanidad (2,7%).

El esfuerzo en solidaridad se dirige en ayudar a las familias con libros gratis, guarderías públicas, medicamentos sin costo y la atención a la dependencia (530 millones de euros).

La Junta de Andalucía tiene previsto ahorrar 169,8 millones de euros con su plan de austeridad para 2009. La congelación salarial a altos cargos supondrá un millón de euros menos y el recorte en la publicidad institucional será de un 50%, así como la atención protocolaria y la información institucional.

Además, bajarán un 25% los gastos en la edición de publicaciones y un 20% los estudios, trabajos técnicos, mobiliario y vehículos. También se reducen las partidas para reuniones, conferencias, comunicaciones telefónicas, premios, concursos, gastos de locomoción y dietas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA