Horror animal
Jabalíes mutilados en la Sierra cordobesa. G. C.

La Guardia Civil ha denunciado a dos organizadores de una montería en el norte de la provincia, en la que se abatieron dos hembras de ciervo a las que mutilaron los genitales para ocultar su sexo ya que su caza estaba prohibida.

El instituto armado ha informado de que el suceso tuvo lugar el 11 de octubre en una finca de la localidad cordobesa de Villaviciosa en la que se practicaron una seria de investigaciones en el marco de la operación Sierra contra la caza ilegal.

El suceso se produjo el 11 de octubre en Villaviciosa

Los agentes, tras entrevistarse con los organizadores, tuvieron conocimiento de que uno de ellos pensaba realizar la denominada Junta de Carnes, en la que se exponen las reses abatidas en la montería, en un lugar que no estaba autorizado.

Una vez fueron trasladadas las reses al lugar autorizado, los guardias civiles observaron dos ciervas con la cabeza, el abdomen y los genitales mutilados con el fin de ocultar el sexo, ya que no estaba autorizada la caza de hembras.

Sin embargo, la organización no pudo identificar a los cazadores que las habían abatido por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia discreto en la zona, con el fin de detectar a alguno los "furtivos" que habían participado en la montería.

Despiece sin autorización

Momentos después, en un paraje cercano a donde se había celebrado la junta de carnes, los agentes localizaron a dos personas de la organización despiezando y limpiando dos ejemplares de jabalí, que no habían sido reconocidas por el veterinario, ni habían sido presentadas en la junta de carnes.

Por ello, los agentes tramitaron las correspondientes denuncias por el despiece sin autorización y la mutilación de otros dos ejemplares que ya han sido remitidas a las delegación provincial de Medio Ambiente.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA