La Fiscalía solicitó hoy una condena de 12 años de cárcel para cada uno de los tres menores implicados en la muerte del propietario del bar Las Palmeras, ubicado en la barriada de Puente Mayorga, en el término municipal de San Roque (Cádiz), en la última sesión del juicio, que quedó visto para sentencia, celebrado a puerta cerrada en la sección de Algeciras de la Audiencia Provincial.

No está claro si fue el mayor de edad o los menores, aunque en este caso sería inducido por el mayor

Los hechos sucedieron en diciembre de 2007 y desembocaron en la muerte, a cuchilladas, de Tomás Márquez, de 52 años de edad y propietario del establecimiento. La Guardia Civil detuvo, en los días posteriores al hecho, a los tres menores que hoy estaban en la sala y también a un adulto, J.J.B, que se encuentra en prisión a la espera de juicio.

Según fuentes del caso consultadas por la Fiscalía y la acusación particular "mantuvieron la petición de asesinato y solicitaron 12 años de condena para cada uno", a los que se sumarían cuatro más por tentativa de robo, también para cada uno de los acusados que ahora quedan en libertad vigilada hasta que se conozca el veredicto del tribunal.

Asimismo, indicaron que "aunque autor material sólo hay uno, no está claro si fue el mayor de edad o los menores, aunque en este caso sería inducido por el mayor". Durante el juicio, los jóvenes confirmaron que "conocían la existencia del machete con el que presuntamente se acabó con la vida del dueño del bar, por lo que sabían que podía usarse", según señalaron ante la juez de menores.

Esto hace que sean cooperadores necesarios para cometer el crimen y por ello, según explicaron fuentes judiciales, "se les pide la misma pena para todos", aunque en el caso del mayor de edad, la petición asciende a 25 años de cárcel por asesinato.

La defensa

Por su parte, los letrados defensores, Pilar Cuartero y Alberto Pérez Ibars, admiten el delito de robo en grado tentativa pero señalaron que "la autoría de los hechos parece que obra del mayor implicado", ya que, como se reconoció ayer en sala, "tres horas antes de la muerte de Tomás Márquez tuvo una fuerte discusión con él y le amenazó de muerte", según manifestaron estas mismas fuentes.

Además, esta persona aprovechó un permiso de fin de semana para, presuntamente, cometer el robo que acabó con una víctima. Desde la defensa esperan que sólo se condene a sus clientes por un año como mucho, a lo que se podría sumar un año más por tenencia ilícita de armas.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALGECIRAS