La Junta de Andalucía informó hoy de la interposición de dos denuncias a la intercomunidad de propietarios de La Aldea de Getares, en Algeciras (Cádiz), por los vertidos contaminantes en el río Pícaro que provocaron la muerte de numerosos peces.

Esos vertidos desembocan en un recodo del río que suele quedarse como agua estancada

uentes de la Delegación Provincial de Medio Ambiente explicaron que una de las denuncias es por vertidos al citado río y otra por la colocación de una tubería perpendicular al cauce del río y que "ocupa zona de policía y servidumbre y Dominio Público Hidráulico sin la autorización de la Agencia Andaluza del Agua".

Según dijo, tras conocer la existencia de este problema, los técnicos se desplazaron hasta el lugar para comprobar qué había ocurrido. Allí, comprobaron que los vecinos habían conectado el desagüe de las lavadoras que tienen en los patios traseros con la red de pluviales de los usillos de los patios, lo que supone que "toda la carga contaminante de esos aparatos electrodomésticos desembocan directamente al río, sin que hayan sufrido previamente ningún proceso de depuración".

Las denuncias

Esos vertidos desembocan en un recodo del río que suele quedarse como agua estancada en una especie de balsa, pero cuando se producen "lluvias fuertes", como en las últimas fechas, "toda esa carga contaminante se agrega al río".

Una vez que los técnicos tuvieron el acta de vertido, se personaron en la oficina del administrador de la finca, para entregar las denuncias y por si querían realizar una analítica paralela en un laboratorio independiente. Sin embargo, los técnicos no fueron atendidos y remitidos a otro administrador, que tampoco les atendió. Además, el personal de la oficina aseguró que no podía recibir boletines de denuncia, con lo que, aunque son conscientes de que existe la denuncia aún no la han hecho recepción de la misma.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALGECIRAS