Reparaciones en la valla de Melilla
Una excavadora trabaja en la compuerta de la valla fronteriza de Melilla por donde accedieron decenas de inmigrantes. EFE

La situación en el perímetro fronterizo de Melilla, que comenzará a ser reparado hoy, ha sido de normalidad esta madrugada tras el último intento de entrada de inmigrantes, que aprovecharon que las compuertas del vallado se encontraban dañadas por las fuertes lluvias.

Según fuentes policiales, se ha producido un refuerzo de la seguridad para evitar posibles nuevas entradas de subsaharianos, tanto en el lado español como en el marroquí, donde se ha apreciado una mayor presencia de agentes de la Gendarmería.

Las obras de reparación de la zona del vallado afectadas por las fuertes precipitaciones comenzarán hoy, tal y como anunció la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, que viajó a la ciudad autónoma para conocer de primera mano la situación.

Daños sufridos

Mientras concluyen los trabajos para reparar los daños, que han afectado tanto al doble vallado como a la sirga tridimensional, el tercer obstáculo construido tras las avalanchas de inmigrantes de 2005, se han instalado vallas provisionales.

La entrada de subsaharianos registrada ayer no se produjo en la zona donde el perímetro ha quedado prácticamente al descubierto, sino en un punto por el que cruza un arroyo y que también se vio afectado por la riada.

Según los últimos datos facilitados por la Delegación del Gobierno, fueron interceptados en Melilla treinta inmigrantes subsaharianos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MELILLA