Los enfermos de cáncer y sus familiares presentan "altos niveles" de ansiedad por la reclusión y el miedo a la Covid-19

Asociación Española contra el Cáncer (AECC)
Miembros de la Asociación Española contra el Cáncer atienden a un paciente.
AECC

Las personas con cáncer están demandando una mayor atención psicológica durante la crisis sanitaria que está provocando la pandemia del coronavirus. A la preocupación por la enfermedad que sufren se suman estas semanas la inquietud por cómo afrontar las medidas de reclusión y la incertidumbre por cómo puede impactar el virus en ellos y en la continuidad de sus tratamientos.

La Asociación Española contra el Cáncer (AECC) ha afirmado este miércoles que entre estos pacientes, y también entre sus allegados, hay "altos niveles" de malestar emocional. La organización está recibiendo más de mil llamadas diarias a través de su teléfono gratuito de atención y ha constatado un aumento de más del 10% en su servicio de asistencia psicológica en comparación con el mismo periodo del año pasado.

"En las consultas nos exponen sus dudas y sus miedos. A los pacientes les preocupa el contagio, cómo les puede afectar el confinamiento, la continuidad de sus tratamientos, qué hacer ante las medidas de aislamiento… Y las familias, que se encuentran con una sobrecarga, presentan sentimientos de culpa y temor a que su familiar se infecte", ha explicado Carmen Yélamos, responsable de psicología de la AECC. 

Durante una rueda de prensa telemática junto a otros miembros de la asociación, Yélamos ha avanzado que la ansiedad, la angustia y los ataques de pánico que pueden darse en la primera etapa pueden derivar en estados de tristeza según avance el confinamiento.

La AECC no tiene aún una estimación de cuántos enfermos de cáncer se han visto afectados por la Covid-19 pero se encuentra elaborando un censo. Para intentar que ese número sea el menor posible, los hospitales han cambiado su dinámica en oncología, igual que han hecho con el resto de especialidades. "Con la idea de proteger al paciente, siempre que sea posible y el equipo médico lo determine se están retrasando las pruebas y los tratamientos", ha explicado Mari Luz Amador, directora médica.

La doctora ha hablado de la posibilidad de que algunos tratamientos intravenosos pasen a realizarse por vía oral para poder llevarlos a cabo en casa pero ha incidido en que solo puede hacerse en aquellos casos en los que esté testado y aprobado por las autoridades sanitarias. De no ser factible, el tratamiento intravenoso debe seguir llevándose a cabo en el centro hospitalario porque requiere de personal cualificado.

"Ante el temor de ir al hospital por miedo al contagio del coronavirus les remito a su médico. Les animo a que le expongan todas sus dudas y todos sus miedos y a que sigan sus recomendaciones", ha agregado.

Extrema vulnerabilidad económica

El pasado 4 de febrero, Día Mundial del Cáncer, la AECC hizo público un informe donde se estimaba que de los 19.300 millones de euros que le cuestan estas patologías a la sociedad española cada año, alrededor del 45% lo soportan las familias. En concreto, cada una de ellas paga una media de 90.000 euros.

"Si antes de la pandemia los cálculos eran que había alrededor de 27.000 personas que cada año entraban en una situación de extrema vulnerabilidad económica como consecuencia del diagnóstico de un cáncer, con esta nueva situación de crisis, estas personas van a ser más y van a ser más vulnerables", ha querido resaltar a este respecto la directora general de la AECC, Noema Paniagua.

Para intentar paliar esa situación, la asociación ha puesto en marcha una partida extraordinaria de tres millones de euros para que la población más vulnerable pueda tener sus necesidades básicas cubiertas y mitigar los efectos de los ERTE o los despidos que se vienen dando.

Paniagua, que ha defendido el desarrollo de una renta mínima "en esta situación de excepción", ha alertado de que tras la crisis se producirá una "emergencia social acuciante" en la que ha esperado que toda la sociedad sea corresponsable para darle respuesta. "No somos ajenos al impacto económico que todo esto está teniendo en las organizaciones pero estamos trabajando para que sea el menor posible. La sociedad española siempre ha respondido", ha concluido. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento