¿Te quedaste sin huevos? Cómo hacer una tortilla alternativa en pocos minutos

Receta vegana: tortilla sin huevos
Receta vegana: tortilla sin huevos

La tortilla sin huevo no es nada nuevo, es habitual en las dietas veganas y el resultado es realmente bueno como hemos podido comprobar en alguna de nuestras recetas, como esta deliciosa tortilla de patatas y verduras que preparamos hace un tiempo.

Ahora que estamos en casa y no es recomendable salir a hacer la compra cada vez que nos quedamos sin un ingrediente, es buena idea tener recursos y saber cómo hacer una tortilla sin huevos si se nos han acabado o preferimos reservarlos para otras recetas.

Os dejamos algunas alternativas para hacer tortillas sin huevo tan ricas y resultonas que incluso cuesta diferenciarlas de las originales. Y de paso os recordamos también cómo preparar otros platos sin huevo que tradicionalmente sí lo llevan.

Harina de garbanzos

Harina de garbanzo con agua y cúrcuma
Harina de garbanzos con agua y cúrcuma
AMELIA GRANADOS

De las opciones que existen para sustituir el huevo en la tortilla, la harina de garbanzos mezclada con agua es la más utilizada y funciona muy bien. Si además añadimos alguna especia, como la cúrcuma (o simplemente colorante alimentario), conseguiremos además que tenga el mismo color del huevo. Para preparar una tortilla de patatas empezamos friendo las patatas (unos 800 gr.), o patatas y cebolla en aceite como haríamos con la versión tradicional. Para sustituir el huevo mezclamos aproximadamente 240 gr. de harina de garbanzos con 240 ml. de agua y un poco de sal, mezclando bien hasta conseguir una textura parecida al huevo. Después añadimos las patatas o patatas y cebolla, removemos y volvemos a pasar a la sartén con un poco más de aceite. Dejamos cuajar 4-5 minutos y le damos la vuelta con un plato o la tapa de la sartén, la dejamos 2-4 minutos más para que cuaje por el otro lado y listo.

Harina de maíz

patatas fritas
Patatas fritas
EMMA GARCÍA

Con la harina de maíz podemos hacer la tortilla igual que con la harina de garbanzos y las mismas cantidades de harina/agua. Si queda demasiado espesa, podemos añadir un poco más de agua y, por el contrario, un poco más de harina si la textura es demasiado líquida. También podemos usar leche vegetal en lugar de agua, pero el sabor será algo diferente.

Cebolla y patata triturada

Tortilla de patatas
Sofrito cebolla
EMMA GARCÍA

Si no tenemos o preferimos no usar harinas, hay otro truco que también funciona muy bien para "cuajar" la tortilla. Hervimos las patatas en lugar de freírlas y hacemos un sofrito solo con la cebolla, sacándola del fuego cuando esté transparente. En el vaso de la batidora trituramos el sofrito de cebolla y una patata cocida sin piel hasta conseguir un puré. Troceamos el resto de patatas cocidas y las freímos unos minutos a fuego fuerte para dar un punto crujiente. Retiramos y las mezclamos con el puré de patatas y cebolla. Pasamos la mezcla de nuevo a la sartén con un poco de aceite y dejamos que se cocine entre 5-10 minutos, le damos la vuelta y dejamos cocinar unos minutos más.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento