Tecnología para mayores: mantener el contacto en tiempos de coronavirus

La tecnología va a ser clave para afrontar el coronavirus, también para los mayores.
La tecnología va a ser clave para afrontar el coronavirus, también para los mayores.
Freepik

Lo dicen todas las fuentes de información oficiales: son el colectivo más vulnerable en la epidemia del COVID-19. Ellos. Nuestros abuelos. Pero no solo por la fragilidad que la salud alcanza llegada una edad, sino porque en muchas ocasiones están solos y por ello pueden verse más afectados por la tristeza que a muchos nos encoge de vez en cuando estos días.

Los ‘yayos’ de hoy tienen alguna ventaja, especialmente los que viven en las ciudades. Las redes de comunicación han llegado hasta casi cualquier rincón y les permiten estar de alguna manera conectados al mundo. Otro cantar es nuestra tierra más rural y vaciada, que se encuentra más aterrada que ninguna otra ante el temor de este virus que tiene a todos en jaque.

Pero para todo hay solución, porque si algo bueno está teniendo esta crisis sanitaria es que está haciendo aflorar en la mayoría un sentimiento sin precedentes de comunidad y solidaridad. Han surgido cientos de miles de iniciativas de las que se pueden aprovechar también los más mayores, como conciertos en ventanas, aplausos colectivos, quedadas de patio de luces o incluso movimientos de jóvenes que van a la compra o a la farmacia para que los ancianos de su edificio no tengan que salir.

Y además de todo esto, de lo analógico, también está el hoy más que nunca bendito Internet. Y la tecnología va a ser clave para luchar contra el coronavirus.

Redes sociales

Lo bueno de que suceda una pandemia como esta en este preciso momento histórico es que colectivos a los que se supone al margen de las tecnologías por su edad, no lo están tanto. Muchos de nuestros abuelos tienen Facebook o siguen las noticias por Twitter -si bien no siempre aciertan a pronunciar bien sus nombres, pero esto también le puede pasar a algún que otro joven-.

Acuérdate de tus mayores estos días y comparte cosas animadas en tu muro, mándales un enlace de YouTube con una canción bonita o dedícales un abrazo virtual en formato GIF.

Dispositivos

Y, claro, si tienen redes sociales tienen un smartphone o una tablet casi seguro, o al menos un ordenador. En todos estos soportes va incluida una cámara que les puede servir como teléfono virtual.

Aprovecha para hacer videollamadas con ellos para charlar, o incluso en las horas menos centrales del día -en las que hay que priorizar Internet para otras tareas- puedes dejar conectada la cámara mientras cocinas y comentar el día tomando algo, aunque sea cada uno en su casa.

Asistentes de voz

Los populares smart speakers son hoy el pan de cada día en todas las casas. A las personas mayores no solo puede que les hagan cierta ‘compañía’, para ellos Alexa, Siri o el Asistente de Google serán muy útiles a la hora de realizar pequeñas tareas que les pueden ser costosas.

Y si no tiene altavoz inteligente, puedes aprovechar para regalarle uno y que se lo envíen a casa. Solo recuérdale que no tenga contacto con el repartidor ni se acerque a más de dos metros de él, y que después de quitar el embalaje del paquete lo deseche y se lave muy bien las manos, y asimismo desinfecte todas las superficies con las que haya habido algún contacto. Es mejor prevenir.

Apps, juegos y entretenimiento online

Puede que tu ser querido de más avanzada edad sea moderno y tenga gadgets y unos mínimos conocimientos sobre tecnología e Internet, pero seguro que no está tan a la última como tú. Aconséjale sobre aplicaciones y plataformas de entretenimiento: apps de juegos, servicios de películas y series en streaming, teatro, lectura o poesía online...

Vuelve a un clásico: levanta tu teléfono y llámale

Por último, algo todavía más fácil es utilizar el teléfono clásico para llamaros, oíros y sentiros cerca. Deja que te cuente lo que ha hecho durante el día y haceros compañía sin prisa y sin pensar que tienes otra cosa que hacer. Si el mundo se ha parado, tú puedes parar un ratito para acompañar, aunque sea virtualmente, a los ‘yayos’.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento