La Guardia Civil ha detenido a cinco personas e imputado a otras diez por robar en varias iglesias de Castilla y León y Navarra.

Los arrestos han conseguido desarticular esta banda tras las investigaciones comenzadas en febrero ante el aumento de robos en templos y ermitas y recuperar un importante número de obras de arte de los siglos XVI y XVII y una colección de unas 300 armas de fuego antiguas.

Los presuntos ladrones, que han pasado a disposición judicial, vendían las piezas robadas a un anticuario de La Rioja con el que se reunían tras los hurtos en diferentes aparcamientos para intercambiar el material, informó Ical.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALLADOLID