Parece que las viejas recetas ya no funcionan. Tras la bajada de los tipos de interés que anunciaron este miércoles de manera coordinada los principales bancos centrales, todos esperaban que el euríbor, tipo al que se conceden la mayoría de las hipotecas en España, bajase.

Hace apenas 9 meses el índice tenía 15.002 puntos
No sólo no ha sido así, sino que su cotización diaria ha marcado un nuevo máximo histórico al subir hasta el 5,51%. Esta desagradable sorpresa ha repercutido de manera negativa en la Bolsa española, que ha cerrado la sesión de este jueves con una caída del 3,83% en su principal índice, el Ibex-35.

Con este cierre no sólo se ha  roto así la barrera psicológica de los 10.000 puntos, al situarse en las 9.902 unidades, sino que, además, ha perdido un tercio de su valor desde enero de este mismo año, cuando alcanzó los 15.002,50 puntos, situándose en su mínimo desde mediados de julio de 2005.

En mayo, el punto de inflexión

Así, desde aquel 2 de enero cuando se perdieron los 15.000 puntos, la evolución ha sido contínuamente negativa: apenas dos semanas después, el 14 de enero, perdió los 14.000 puntos, una semana después perdió los 13.000. Desde ahí se inició una recuperación.

En lo que va de mes se han perdido 1.085 puntos
El punto de inflexión se marcó el 20 de mayo, cuando se cayó a los 13.992,70 puntos, iniciándose una tendencia negativa que ya no se remontó, de forma en que el 6 de junio se perdieron los 13.000 puntos, el 1 de julio los 12.000 y, ya en este mes, el día 6 se perdieron los 11.000 y este jueves, los 10.000: en sólo 9 días, 1.085 puntos.

Entre los grandes valores del mercado, Santander terminó la jornada con un descenso del 3,29%; Telefónica, del 3,44%; BBVA del 3,34%; Repsol, del 7,63% e Iberdrola, del 8,56%. En Europa, con el euro a 1,366 dólares, Fráncfort cedió el 2,53%; el índice Euro Stoxx 50, el 2,46%; Milán, el 1,81%; París, el 1,55%, y Londres, el 1,21%.