La proyección de 'Martyrs' provoca náuseas y algun vómito en Sitges

  • Contiene escenas sangrientas y también de gran dureza emocional.
  • Suscitó tanto división de opiniones enfrentadas como aplausos.
  • No tiene, de momento, distribución en España.
Uno de los momentos de 'Martyrs', del francés Pascal Laugier
Uno de los momentos de 'Martyrs', del francés Pascal Laugier
Wild Bunch Distribution

Algo se cuece entre los nuevos jóvenes realizadores de la cinematografía francesa. El retorno a un tipo de terror más primario, más salvaje, deudor de los setenta ha formado a una generación que es capaz hoy de ofrecer unas propuestas tan estilizadas en sus imágenes como repulsivas. El último grito en ello se llama Martyrs , dirigida por Pascal Laugier .

Su proyección en el Festival de Sitges llegaba precedida de las reacciones del público durante su presentación en Cannes, que incluían algunos vómitos y mareos, además de deserciones masivas de espectadores. Cuando se estrenó en Francia, en mayo pasado, estuvo a punto de clasificarse por parte de la Comisión de Obras Cinematográficas como prohibida a los menores de 18 años (que finalmente se quedó en prohibida a los menores de 16).

Entre el marketing y la realidad de lo que suscita su visionado, los amantes a los platos fuertes condimentados con altas dosis de sangre y propuestas extremas, o simplemente curiosos, habían convertido el film de Pascal Laugier en uno de los acontecimientos del certamen.

La misma organización había dispuesto los servicios de primeros auxilios de una ambulancia a las puertas de la sala de cine del Auditori en los pases que se exhibiría Martyrs, y lo mismo para la sesión de miércoles a las 21:00 h. noche en el cine El Retiro.

Y el balance de efectos secundarios, similar a lo que se relataba en su tiempo sobre, por ejemplo, La matanza de texas (1974) o El exorcista (1973), se saldó en las proyecciones del martes en Sitges con un espectador que llegó a vomitar durante el pase matinal, a las 11, conjunto entre prensa acreditada y público; y al menos 3 espectadores más que sufrieron mareos originados por el impacto de las imágenes durante la sesión de las 20:00 h. de la tarde.

Martirio y pasión

Martyrs¿Pero... de qué va Martyrs? ¿Qué muestra para provocar estas reacciones? A partir de aquí, el texto contiene  información que puede destripar en parte algunos de los aspectos de la película.

Pascal Laugier busca constantemente sorprender al espectador para conducirle hacia caminos que sólo el título de la película permite intuir. Desde el subgénero con psycho killers, al de aterradores fantasmas atormentados, pasando por la denominada porno-tortura de títulos como Hostel o Saw hasta desembocar en el misticismo religioso.

El asesinato a sangre fría de una familia, incluídos el hijo e hija adolescentes; las paredes manchadas de sangre o la imagen de un casco de hierro grapado en el cráneo de una mujer preceden a unos treinta minutos finales predominados especialmente por la angustia psicológica al ver las vejaciones y humillaciones, a base de cuchillazos, golpes e incluso el despellejamiento premeditado que sufre su protagonista (Myrlène Jampanöi).

El director reconoció durante la presentación ante el público que la suya es una película "enfermiza", que es consciente que no gustará ni mucho menos a todo el mundo.

En la rueda de prensa también explicó que la idea sobre el sufrimiento en que se basa, reconociendo sus influencias del filósofo y sociólogo Michel Foucault, intenta incomodar al espectador. Por ello no busca los aplausos del público, y que sí recibió, al terminó de las proyecciones.

Y Pascal Laugier, que obtuvo un moderado éxito internacional con El internado (adscrita a un modelo de terror más clásico y sugerente), se suma a la nueva hornada de realizadores franceses que tiene a sus puntas de lanza en nombres como Alexandre Aja, ya fichado por Hollywood; Xavier Gens en Frontière(s) o los Alexandre Bustillo y Julien Maury  À l'intérieur (Inside),  películas de lo más sangrientas y radicales vistas en el Festival de Sitges, presentadas el pasado año pero que nunca han llegado a estrenarse comercialmente en nuestras salas.

Martyrs tampoco ha sido todavía comprada por ninguna distribuidora para su exhibición en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento