Los concursos telefónicos nocturnos de las televisiones, tanto locales como generalistas, son unos habituales generadores de sorpresas, tanto por parte de los concursantes como de los propios presentadores.

Hace una semana una joven presentadora fue sacada de sus casillas por una una mujer que no acababa de entender muy bien la mecánica del concurso.

En esta ocasión, en cambio, la anécdota no se debe a los concursantes, sino a los propios realizadores del espacio. En plena emisión de uno de estos concursos, la presentadora, situada de frente a la cámara, es asustada por uno de sus compañeros de producción, lo que provocó en ésta una reacción de pánico.

Tras asustarla, el chico se quedó riéndose en pantalla mientras que la presentadora salió de plano y no reapareció hasta unos momentos después, según informa freaktube.com.