Un jurado popular juzgará el 15 de diciembre al autor del crimen de Vilafrant

  • El 16 de octubre del 2007 Lluis G.M. mató de siete puñaladas al tío de la chica con la que quería salir.
  • La acusación particular pide 18 años; el fiscal, 13.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA
El crimen tuvo lugar en pleno calle en Vilafant la noche del 16 de octubre del año 2007.
El crimen tuvo lugar en pleno calle en Vilafant la noche del 16 de octubre del año 2007.
YOLANDA FALCÓN /INTRACATALONIA

La Audiencia de Girona ha fijado para el 15 de diciembre el inicio del juicio contra el joven de Vilafant Lluís G., que mató otro a en plena calle, la noche del 16 de octubre del 2007. El agresor hundió un

cuchillo siete veces en el cuerpo de la víctima, después de que los dos se discutieran. Desde entonces, el joven de Vilafant se encuentra en
prisión provisional a la espera del juicio, a pesar de los intentos que ha hecho la defensa por pedir que se lo pusiera en libertad. La acusación particular pide una
pena de dieciocho años de prisión por asesinato, el fiscal solicita una pena de 13 años y 8 meses por un delito de homicidio y la defensa pide la absolución.

Obsesionado por una chica

El crimen que llegará este diciembre a la Audiencia de Girona, y que se juzgará por la vía del jurado popular, tuvo lugar la noche del 16 de octubre del 2007 en Vilafant (Alt Empordà). Según el relato de las acusaciones, Lluís G.M.-que entonces tenía 24 años- intentaba tener una relación sentimental con una chica que vivía en el pueblo.

La joven, sin embargo, no quería nada y, cansada que el acusado la molestara, explicó la situación a su tío. La víctima, de origen boliviano y que entonces tenía 28 años, quedó con el joven para charlar de este tema en el cruce de las calles Llers y Cebrià de la localidad cabe a las once de la noche. Los dos hombres se discutieron y, en medio de la disputa, Lluís G.M. se sacó un cuchillo -que llevaba escondido- y clavó siete estocadas en el cuerpo de la víctima. El hombre murió en la calle

Por su parte, la defensa, encabezada por Carles Monguilod, recoge a su escrito que el joven de Vilafant utilizó el arma por miedo. Según su relato, la víctima y un amigo suyo lo atacaron, y él se sacó el cuchillo para defenderse. Cuando se dio cuenta de que el tío de la joven se caía al suelo, lo intentó socorrer y llamó a los Mossos para informarlos del qué había pasado. Cuando los mossos llegaron en su sitio lo encontraron en estado de shock.CONSULTA AQUÍ MÁS

Mostrar comentarios

Códigos Descuento