El método Grönholm
El método Grönholm, película en la que los personajes luchan por un puesto en una entrevista de trabajo.

Casi todos somos conscientes de aquello que sí debemos hacer cuando acudimos a una entrevista de trabajo, pero ¿cuáles son los errores que debemos evitar? Porque más vale saber primero qué tropezones no hay que dar antes de los mejores pasos para llegar.

Una actitud positiva proporciona al entrevistador cierta seguridad

1. Exteriorizar los nervios. Es normal estar inquieto en situaciones en las que uno está siendo examinado, como ocurre en las entrevistas de trabajo. No obstante, hay que tratar de tener todo el autocontrol posible, ya que los nervios pueden parecer al entrevistador señal de inseguridad o inmadurez. Para evitar un exceso de inquietud, se puede recurrir a técnicas de relajación, como el yoga, el control respiratorio, etc.

2. Hablar mal de trabajos anteriores. Expresar opiniones negativas o críticas acerca de empresas en las que has trabajado con anterioridad, así como hablar mal de antiguos jefes o compañeros da una imagen negativa. La persona que te entrevista puede pensar que eres conflictivo, criticón y que provocarás problemas si trabajas en equipo. Así que, incluso si te preguntan por trabajos pasados, sé discreto y no hables mal.

3. Ser pesimista. No se trata de parecer un ‘viva la vida’ pero tampoco ‘la alegría de la huerta’. Una actitud positiva proporciona al entrevistador cierta seguridad, pues una persona negativa usa más tiempo en hundirse y lamentarse que en buscar soluciones.

4. Hablar demasiado. Aunque sepas mucho de lo que se te está preguntando, el entrevistador no quiere que le des una clase magistral. Sé directo, correcto y todo lo preciso que puedas. Si de verdad controlas un tema, sabrás demostrarlo en poco tiempo. Dar muchas vueltas hace parecer que en realidad no sabes mucho.

5. Engañar. Es contraproducente engañar acerca de aspectos profesionales e incluso personales, ya que si te contratan, enseguida sabrán que lo que dijiste era falso y tendrás problemas que tal vez no puedas salvar con facilidad.