Los Mossos d'Esquadra han detenido a una mujer acusada de haber dejado morir a la anciana a la que cuidaba, cuyo cadáver descompuesto ha sido encontrado en su piso del barrio barcelonés de Sants, y haberle robado dinero de sus tarjetas bancarias.

El cadáver fue hallado en avanzado estado de descomposición
Según ha informado la policía autonómica, la anciana, de más de 70 años, fue hallada muerta en su silla de ruedas y en avanzado estado de descomposición el pasado sábado por la tarde, después de que los vecinos alertaran del
fuerte olor que despedía su vivienda.

Los exámenes practicados al cadáver han determinado que, en principio, la mujer, que tenía problemas de movilidad, no falleció de muerte violenta, sino de inanición por falta de comida y agua, han señalado fuentes cercanas al caso.

La acusada vivía con la fallecida

Los Mossos d'Esquadra abrieron una investigación y averiguaron que la anciana era cuidada por una mujer, Ana R.B., de 48 años y vecina de Barcelona, que prácticamente vivía con la fallecida y tenía una relación muy estrecha con ella.

Además, los investigadores comprobaron que la cuidadora había utilizado las tarjetas bancarias de la fallecida para hacer reintegros en cajeros automáticos en los días posteriores a su muerte.

La mujer no falleció de muerte violenta, sino de inanición
Por este motivo, han detenido a Ana R.B. como presunta autora de un delito de omisión del deber de socorro y otro de apropiación indebida.

La detenida ha pasado hoy a disposición del juzgado de instrucción de guardia, que determinará los motivos por los que desatendió a la anciana a la que cuidaba y no alertó de que estaba en peligro de muerte en sus últimos días.