El cadáver hallado el pasado jueves en una fábrica de Motril (Granada) corresponde a Marcelino Heredia, un anciano de 81 años aquejado de demencia senil que desapareció el pasado sábado 30 de agosto, según confirma un portavoz de la familia.

El cuerpo sin vida de Marcelino fue hallado por los trabajadores de la citada fábrica, ubicada en el paraje de Cuatro Caminos y la Carretera del Puerto, desde donde se dio aviso al Cuerpo Nacional de Policía.

El cadáver presentaba aparentes signos de violencia y se le tomaron huellas dactilares para determinar su identidad, según informaron fuentes cercanas a la investigación.

Durante los días que Marcelino estuvo desaparecido, el Ayuntamiento de Motril puso en marcha un operativo especial compuesto por una treintena de voluntarios de Protección Civil, agentes de la Policía Local y Bomberos de Motril que estaban de servicio.

Intensa búsqueda 

Además, el Cuerpo Nacional de Policía rastreó el término municipal y la comarca con un helicóptero durante varias jornadas, mientras que los agentes llevaban consigo la fotografía de Marcelino por si lo encontraban durante la jornada de trabajo.

El anciano salió de su casa el 30 de agosto para dar una vuelta, sin portar documentación ni dinero.