Una familia de Motril, en Granada, ha denunciado al propietario de una atracción de la que se cayó su hija de cinco años durante las fiestas patronales de la localidad. A consecuencia del golpe la niña sufrió una contusión craneal.

Según han explicado los padres de la pequeña, el incidente, que se produjo el pasado 13 de agosto en la atracción Shin Chan. La niña se precipitó al vacío desde una altura de dos metros y se golpeó con una chapa de la máquina, según consta en la denuncia presentada en la Comisaría de Motril.

La Policía Local constató que el feriante se negó a darle la hoja de reclamaciones a la familia
La familia de la menor ha denunciado al propietario de la atracción "porque se negó a darles la hoja de reclamaciones", situación que constató una patrulla de la Policía Local de Motril que levantó un acta en el lugar de los hechos.


La familia criticó, además, que tuvieron que socorrer ellos mismos a la pequeña, a la que trasladaron en su propio vehículo hasta el Hospital Santa Ana de la localidad "porque nadie sabía dónde estaba la ambulancia".

Varias horas en observación

Tras permanecer varias horas en observación en Urgencias de Pediatría del citado hospital, la niña fue dada de alta con el diagnóstico de contusión craneal, habiéndose golpeado también en el hemicuerpo izquierdo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GRANADA