Mercé Llorens
Mercé Llorens da vida a Luna en '700 euros, diario de una Call Girl'. 20MINUTOS.ES

Mercé Llorens es la encantadora actriz que da vida a Luna, una joven que por amor se ve inmersa en el mundo de la prostitución de Lujo en 700 euros, diario secreto de una call girl, una serie de Antena 3 (Martes 22.30 h).

Echando un vistazo a tus últimos trabajos se podría decir que eres una actriz de drama...

He hecho más drama que comedia, pero lo que a mi me gusta es la historia, no importa el género o si es tele o cine. La comedia, además, es muy difícil de hacer.

Tanta fatalidad, ¿no le deja mal sabor de boca?

Para nada, el personaje convive conmigo durante un tiempo y después se queda atrás. Una no se va poniendo mochilas de personajes, porque al final sería imposible cargarla.

¿Es complicado ponerse en la piel de una prostituta?

Se lleva como cualquier otro personaje, o cualquier otra profesión. Cada personaje tiene un trabajo, independientemente de la profesión que tenga.

Hemos elegido esta profesión para contar una historia"

¿Cómo habéis documentado la serie?

Hemos visto reportajes, hemos hablado con un psicólogo especializado en el tema y con una mujer que fue prostituta de lujo en su momento... en cualquier caso tiene que quedar claro que esto es una ficción. Es una profesión que se ha elegido para contar una historia.

¿No le resultan violentas las escenas de cama?

Desde el principio se habló con la directora y ella tenía muy claro que se iba a tratar de una forma muy limpia, muy bonita... para que todo el mundo lo tuviera muy claro. He hecho películas un poco más fuertes. En esta serie enseño menos que en Hospital Central. Respecto a las escenas de sexo siempre da vergüenza, pero a veces es necesario para el personaje, porque estás contando algo con eso.

¿Hay espacio para divertirse cuando rodáis una serie tan dramática?

Es imprescindible (risas). Para mi vida es imprescindible. Son muchas horas de trabajo y muy intensas y como en todas las profesiones cuanto más a gusto estés y más te diviertas con tus compañeros mejor sale el trabajo.

A mi me hace reír casi todo (risas), tengo la risa fácil"

Su personaje es bastante serio, ¿Qué cosas le hacen reír a usted?

Luna se ha convertido en seria, se ha puesto una máscara por las circunstancias. A mi me hace reír casi todo (risas), tengo la risa fácil.

¿Tienes alguna manía a la hora de interpretar?

Hay algo que es muy importante para mí y es el olor. Busco un perfume por cada personaje. El olor de Luna no lo puedo decir, pero el de Lola, de La puta y la ballena, era el de la vainilla y un perfume muy fuerte de Christian Dior.

¿Y se acuerda de los personajes cuando se encuentra los olores?

Si, claro, es una sensación muy fuerte, psicológicamente funciona mucho. Todos asociamos aromas a algunos recuerdos.

Luna se ve obligada a pasar por un quirófano para arreglarse la cara... ¿Qué le parece a usted lo de la cirugía estética?

La verdad no lo tengo muy claro. De entrada te diría que no me gusta, porque apuesto por ser natural, por quererse uno mismo. Me da un poco de miedo la tendencia actual de buscar la perfección. También creo que hay personas que lo necesitan, ya sea por un trauma o por un accidente, y en ese caso es normal utilizar los avances de la medicina.

Por amor soy capaz de hacer muchas cosas, el amor mueve el mundo"

¿Y usted se cuida?

No, que va, soy un desastre (risas). Es mi asignatura pendiente, aunque intento comer sano, me encanta nadar, ir en bici...

Su personaje se prostituye por amor... Y usted ¿Qué estaría dispuesta a hacer por amor?

Yo creo que eso nunca lo sabe uno, pero creo que por amor soy capaz de hacer muchas cosas, el amor mueve el mundo.

¿Tienes algún papel soñado?

Todos (risas). Me encantaría ser una heroína, una guerrera, una cenicienta, una malvada...

¿Por qué se hizo actriz?

Tengo muchas respuestas para eso, pero creo que la más sincera es que me he criado en un mundo muy relacionado con el arte y aunque no me lo había planteado lo llevaba dentro y cuando me encontré con esta profesión fue como encontrarme con mi casa.

De no haber sido actriz, ¿qué otra profesión habría elegido?

¡Tampoco lo sé! (risas). He trabajado desde los dieciséis, y he hecho de todo, jardinera, camarera, pintora, dependienta... me habría gustado hacer de todo y no descarto hacerlo.

BIO: De padre pintor y madre cocinera, dice ser "más o menos" de Barcelona. Ha trabajado en series como Hospital Central o El comisario y en películas como A un metro de ti, Gal, Camarón o La puta y la ballena, entre otras.