Un avión con 90 personas a bordo se ha estrellado a cinco kilómetros del aeropuerto internacional de Manas, cerca de la capital de Kirguistán, Bishkek, según ha informado el ministerio de Situaciones de Emergencia de ese país de Asia Central a la agencia rusa Interfax.

Sólo 20 personas han sobrevivido, según datos preliminares del departamento de Aviación Civil de esta república de Asia Central. Los 70 restantes habrían perecido en el accidente del aparato, que acabó devorado por las llamas.

Itek-Air es una de las aerolíneas que están en la lista negra de la Comisión Europea

Se trata de un Boeing 737 de la aerolínea privada kirguisa Itek-Air que se dirigía a la ciudad iraní de Mashdad. Esta aerolínea es una de las que la Comisión Europea puso en su lista negra por lo que tiene prohibido operar total o parcialmente en la Unión Europea. Esta pequeña aerolínea cuenta en su flota con tres aviones de ese tipo y su sede está en la capital kirguisa.

Fuentes del Ministerio de Sanidad comunicaron que las dos primeras ambulancias partieron del aeropuerto hacia la capital kirguís, Bishkek, con nueve heridos.

Al lugar del siniestro han sido enviadas "todas las 14 ambulancias" que había disponibles en la capital kirguís.

Según fuentes del ministerio de Situaciones de Emergencia, el avión se desplomó sobre un campo labrado tras un fallo técnico por el que el capitán había dedicido regresar al aeropuerto. Durante el viraje sucedió el fatal accidente.

La selección juvenil kirguís de baloncesto, a bordo

A su vez, varios integrantes de la selección juvenil kirguís de baloncesto viajaban en el avión, según confirmó un portavoz del Ayuntamiento de Bishkek.