Vivir más de 120 años o detener el envejecimiento: ¿mitos o verdades?

  • Aunque en la mayor esperanza de vida intervienen "muchos factores más allá de la genética", es la genómica la herramienta que nos permite "conocer ese proceso".
charlize
Charlize Theron en los Governors Awards en el Teatro Dolby.
NINA PROMMER / EFE

La idea de que con la ciencia actual se puede vivir más de 120 años o que el envejecimiento se puede detener son algunos mitos a desterrar porque "simplemente no son verdad" y llevan a la población a no creer "verdades" como que para envejecer con salud hay que comer bien, hacer ejercicio y controlar el estrés.

Así se ha puesto de manifiesto en el Segundo Congreso Internacional sobre envejecimiento saludable, que se celebra en Valencia, donde se ha destacado que aunque en la mayor esperanza de vida intervienen "muchos factores más allá de la genética", es la genómica la herramienta que nos permite "conocer ese proceso".

El Catedrático de Fisiología de la Universidad de València, José Viña, quien ha moderado una mesa redonda sobre Mitos y realidades en longevidad, ha subrayado en declaraciones a EFE que la longevidad media "cambió más en el siglo XX que en toda la historia conocida".

"Si antes la gente moría a los 30 o 40 años, a finales del pasado siglo lo hacía con más de 80. Es un cambio como no ha habido nunca", ha destacado.

Pero no solo se ha producido una mayor esperanza de vida, sino también de la calidad de la misma, en gran parte porque las personas mayores "hacen cosas que antes no hacían, como ejercicio físico, que es algo muy importante", ha indicado, y que ahora se tratan "mucho mejor" enfermedades crónicas como la diabetes o la hipertensión.

¿Se puede vivir mucho más de 120 años?

A su juicio, un "mito muy importante" es la idea de que se puede vivir "mucho más de 110 o 120 años con la ciencia actual" y también es un "mito muy peligroso decir que el envejecimiento se puede detener del todo, porque simplemente no es verdad. Diciéndolo engañas a la población".

Según José Viña, el envejecimiento "no podemos verlo como un problema, sino como una oportunidad" y ha señalado que hay profesiones, como la de médico, que requiere una preparación de muchos años, donde el profesional podría retirarse más tarde.

A su juicio, las claves de un envejecimiento más saludable, además del componente genético, son practicar ejercicio, una buena nutrición, el control del estrés y vigilar los medicamentos que se consumen.

"El énfasis en aumentar la calidad de vida es extraordinariamente importante, alargar mucho la longevidad sin alargar los años libres de dependencia y, sobre todo, sin fragilidad, es una equivocación. Sería una catástrofe para las personas y para la sociedad", ha afirmado.

Por su parte, Manuel Pérez Alonso, catedrático de genómica de la Universitat de València y miembro del comité organizador del encuentro, ha subrayado que la clave para comprender el envejecimiento es identificar marcadores que permitan ver qué proceso biológico lo acompaña.

Esos marcadores, ha explicado, "permiten comprender en el sentido más profundo lo que pasa en nuestras células con el paso del tiempo para poder atacar ese proceso y poder vivir, no ya más tiempo, sino con mayor calidad de vida".

Según Pérez Alonso, para envejecer bien es "extraordinariamente buena" la dieta mediterránea, acompañada de ejercicio físico y de la sociabilidad con otras personas, así como dormir bien, no fumar o beber con moderación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento