Las agresoras de la menor ecuatoriana que el pasado viernes 25 de julio recibió una brutal paliza en Colmenarejo mientras varias chicas la grababan con el móvil, aún no ha sido detenidas. Así lo afirman la alcaldesa del municipio, María Isabel Peces-Barba, y la Guardia Civil, que desmienten que las agresoras, al parecer cinco menores en su mayoría vecinas de la localidad, fueran arrestadas el domingo y ya estuvieran en sus casas.

Tras la pelea María José ingresó en el hospital y sus agresoras difundieron el vídeo en internet y vía sms. "El fin de semana el 30% o el 40% del pueblo, de 8.600 habitantes, tenía el vídeo en su móvil", asegura un trabajador del Ayuntamiento de Colmenarejo quien dice que "durante varios días ha sido el chascarrillo del pueblo. Todo el mundo hablaba de ello".

"Pelea de chicas de instituto"

La alcaldesa de Colmenarejo confirma que "en absoluto" se trata de una agresión racista y que más bien todo se enmarca "en una terrible pelea de chicas de instituto, reprobable, eso sí".

El domingo, un vecino de Galapagar acudió a la Guardia Civil a denunciar que un familiar suyo había recibido en el móvil el vídeo y a partir de ahí se abrió la investigación. Ese mismo día la grabación también le llegó a la alcaldesa.

Vulneración de la ley de protección de datos 

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto una investigación para determinar si con la difusión de estas imágenes se ha vulnerado la ley de protección de datos y establecer en su caso la sanción económica correspondiente, que puede oscilar entre 600 y 600.000 euros.