Una niña de tres años murió ayer martes tras haber pasado el día en el interior de un coche, aparcado al sol, debido a un olvido de su padre.

Es la segunda vez en menos de una semana que se produce un drama de este tipo en Francia, donde el pasado 15 de julio falleció un niño de dos años y medio tras haber pasado varias horas en condiciones similares, en el interior del vehículo familiar, víctima de un olvido paterno.


Fuentes judiciales indicaron que los padres de la niña, fallecida ayer en Chalon-sur-Saône (este) por deshidratación, se encuentran "psicológicamente abatidos" y ambos tuvieron que ser hospitalizados, los dos en estado de 'shock'.

El padre pensó que había dejado a la niña con la niñera
A la espera de que concluya la investigación y de que el padre pueda ser interrogado, la Fiscalía baraja la posibilidad de que se autoconvenció de haber dejado a su hija en casa de la chica que la cuidaba, tal y como había previsto.

El procesado, de 38 años, sólo se dio cuenta de que su hija había pasado el día en el interior del vehículo cuando lo tomó por la tarde para ir a la guardería a buscar a su segundo hijo. Cuando llegó con la niña al cuartel de bomberos de Saint-Marcel, poco antes de las seis de la tarde, estaba ya sin vida y fue imposible reanimarla.