Yves Leterme ve posturas "irreconciliables" entre flamencos y francófonos

  • El primer ministro belga presentó anoche su dimisión al rey Alberto II.
  • La mayoría de los partidos políticos han criticado a Leterme.
  • La dimisión se precipitó tras el bloqueo de las negociaciones para una nueva reforma del Estado federal.
Yves Leterme, en una imagen de archivo.
Yves Leterme, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

El primer ministro belga, Yves Leterme, ha reconocido este martes, tras presentar su dimisión, que existen posturas "irreconciliables" de las comunidades francófona y flamenca para descentralizar el Estado, lo que demuestra que la reforma estatal es "esencial" para que el Gobierno tome decisiones en común.

Leterme presentó anoche su dimisión al rey Alberto II, quien por el momento ha decidido dejar en suspenso la decisión de aceptarla o rechazarla.

La petición de renuncia de su Gobierno, integrado por cinco partidos -democristianos y liberales flamencos y francófonos, así como por los socialistas francófonos-, se precipitó después de constatar el bloqueo de las negociaciones para una nueva reforma del Estado federal y tras conocer el rechazo de su propio partido (el democristiano flamenco CD&V) a la opción de prolongarlas.

A pesar de "todos los esfuerzos y toda la perseverancia", Leterme afirma en un comunicado que no se ha cumplido el plazo para alcanzar un acuerdo entre flamencos y francófonos. Este martes era la fecha límite que los partidos flamencos habían dado a los francófonos para llegar a un acuerdo para realizar una reforma en profundidad del Estado federal, so pena de retirar su confianza al Gobierno.

Críticas de los partidos políticos

La mayoría de los partidos políticos belgas criticaron este martes al primer ministro Yves Leterme.

El líder del partido nacionalista francófono, Olivier Maingain, ha calificado la dimisión como "un fracaso más para Leterme, quien, al parecer, no entiende la responsabilidad que tiene como primer ministro para este país".

La presidenta del partido socialista flamenco, Caroline Gennez, ha declarado que si después de más de trece meses "Leterme resulta incapaz de solucionar la crisis hacen falta nuevas elecciones" para estabilizar la situación política belga.

Un reino con tres comunidades

Desde abril de 1993, y en virtud de los acuerdos de Saint Michel (29 de septiembre de 1992), el reino de Bélgica se compone de tres comunidades (francesa, flamenca y germanófona) y tres regiones (Flandes, Valonia y Bruselas-capital), las primeras con competencias relativas a los individuos -enseñanza, sanidad, cultura- y las segundas con competencias en materia territorial -política económica, industrial, agrícola-.

Dos tercios de la comunidad flamenca de la región septentrional de Bélgica, donde se habla neerlandés, piensan que antes o después el país se dividirá en dos, según una encuesta publicada hace casi un año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento