La crisis económica empieza a mostrar sus consecuencias en la balanza comercial: un 85% más de productos comerciales están en la cuenta de impagados, es decir, que han sido comprados pero no pagados todavía, respecto al mes de mayo de 2007.

Desde 2002 el valor de los impagos no era tan alto
Los efectos comerciales impagados suponen, en términos contables, aquellos adquiridos pero no liquidados porque se ha fijado un plazo de pago que aún no ha vencido (por ejemplo, comprar algo a crédito o, como hacen muchas empresas, pagar en 90 días). De este modo, no implican impagos por morosidad, aunque sí
suponen el penúltimo paso antes de que se considere a un acreedor como moroso.

Estos datos, hechos públicos por el Instituto Nacional de Estadística, reflejan que los efectos comerciales impagados sumaron en mayo un total de 581.610 en mayo, con un valor total de 1.732 millones de euros. Desde el año 2002 no había un mes de mayo en el que el valor de los impagos comerciales fuera tan alto. El valor medio de los impagos ascendió a 2.978 euros, lo que supone un 47,42% más con respecto al mes de mayo de 2007.

El valor medio de cada impago, casi 3.000 euros

Menos empresas y menos capital en su creación
La estadística se construye sumando los efectos comerciales impagados por parte de las familias y de las empresas que operan en España; del global, las entidades financieras entre las que mayor número de impagados se dio fueron los bancos, con un 15,6% más que en mayo de 2007.

Otro dato conocido este lunes ha sido el del número de nuevas sociedades creadas durante el pasado mes de mayo, que ascienden a 9.311. Esta cifra supone una caída del 33,1% respecto al mismo mes del pasado año.

Del mismo modo, el capital aportado para la constitución de estas nuevas empresas fue de 987 millones de euros, un 29,7% menos que durante el mismo mes del año anterior.