Más dinero, pero peores resultados. La Consejería de Educación ha duplicado su presupuesto en los últimos siete años hasta llegar a invertir 961,7 millones de euros el curso pasado. Sin embargo, cuatro de cada diez alumnos de la ESO son repetidores y estudian en un curso que no les corresponde por su edad, según el informe bienal del Consejo Escolar de la Región presentado ayer.

La tasa de idoneidad, que calcula el porcentaje de alumnos que no repiten curso, está descendiendo en la Región. Cae un 1% de 2005-2006 a 2006-2007 y sitúa a Murcia a la cabeza en cuanto a comunidades con más repetidores por curso.

Del colegio al instituto

En Primaria, Murcia se encuentra, en tasa de idoneidad, seis puntos por debajo de la media nacional. Si el 78,3% de los niños murcianos de 12 años estudian en el curso que les toca (6.º de Primaria), en el resto del país es el 84%.

Algo similar ocurre en Secundaria. En 1.º de la ESO la tasa también alcanzó seis puntos por debajo de la media nacional durante el curso pasado: de 60,2% en Murcia a 66% en España.

Entre las causas de tanto repetidor, Luis Navarro, presidente del Consejo Escolar, señala el «elevado número de alumnos inmigrantes, de los que muchos se incorporan iniciado el curso». Su número se ha multiplicado por nueve en una década. El curso pasado eran 28.201.

Para atajar la situación, el Consejo Escolar propone a la Consejería que estudie todas las causas y que coordine a los profesores de Primaria y Secundaria en el tránsito del alumno de nivel educativo.

Piden más plazas de 0 a 3 años

Pese a las mejoras experimentadas, otro punto flaco de Educación en Murcia es la escolarización de niños de cero a tres años, que no es obligatoria. El último informe bienal del Consejo Escolar pide a la Consejería que amplíe la oferta plazas. En cualquier caso, se ha pasado de tener al 10,6% de los niños de un año escolarizados al 16,7%, así como del 20,3% de los de dos años al 31,2%.