A partir del viernes no se escapará aquel que ponga el televisor pasado de volumen por la noche o los que vayan en el coche con las ventanillas bajadas y con la música demasiado alta, al entrar en vigor la nueva ordenanza del ruido.

Pueden retirar el vehículo si se dispara la alarma

Esta norma recoge aspectos tan variopintos como la imposibilidad de realizar labores domésticas de domingo a jueves de 22 a 8 horas y de viernes a sábados de 22 a 9.30 horas, como por ejemplo colgar un cuadro, o poner la lavadora.

Además si se dispara la alarma del coche más de cinco minutos la Policía Local tiene autorización para llevarse el vehículo al depósito de la grúa y está prohibido poner el aire si este hace ruido.

Desaparecen las tracas

La ley del ruido no permite tirar tracas en bodas, bautizos, o en otras celebraciones a no ser que se pida autorización al Ayuntamiento. Además, tanto los altavoces que llevan los coches para hacer propaganda electoral como el tradicional afilador tendrán que utilizar otras técnicas para encontrar adeptos.

Las sanciones van de los 60 a los 6.000 euros

No obstante, no todo se va a supeditar a la ordenanza del ruido, las excepciones son los espectáculos pirotécnicos que tengan autorización, la cabalgata de Reyes y las fiestas de Fallas, entre otras.

Si no se cumple con la norma, la Policía Local podrá interponer multas que van de los 60 a los 600 euros, en el caso de que sea una infracción leve (por ejemplo no pedir autorización para hacer una verbena) o las graves que van de los 601 a los 6.000 euros a quienes reincidan.

Los vecinos podrán quejarse directamente a la Policía Local cuando las molestias por ruido sean un caso excepcional, mientras que si el hecho se convierte en algo habitual podrá mandar un escrito al Ayuntamiento.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA