El sonero del mundo, el diablo de la salsa, el faraón de la salsa... No se acaban los sobrenombres con los que expresar la admiración que ha despertado a lo largo de su carrera Óscar D'León.

Cuentan que este caraqueño de sesenta y cinco años fue mecánico, taxista y estudiante de topografía mientras tocaba el bajo de manera autodidacta. Ha trabajado con Celia Cruz, Eddie Palmieri o Tito Puente y ha llevado su música a todo el mundo.

Su capacidad de improvisar y la textura de su voz hacen de Óscar D' León parte de lo mejor de la tradición latina. En su país nativo, Venezuela, es un ídolo, no sólo como cantante y músico sino también como un hombre popular que sobre todas las circunstancias ha sabido ganarse fama y fortuna. El salsero es uno de los artistas venezolanos más conocidos fuera de su país.

Aparte de ser uno de los principales soneros en la actualidad, Óscar D'León es un formidable showman que da una energía tremenda a sus espectáculos con el baile con el cual anima cada una de sus presentaciones.
Además, el 15 de marzo de 1998 la ciudad de Nueva York lo homenajeó nombrando esa fecha como el Día de Óscar D'León.

En el año 2000 participó en la banda sonora de la producción de Disney, Las Locuras del Emperador, grabando el tema Mundo perfecto.

Como curiosidad, cabe destacar que al igual que Celia Cruz tenía un famoso grito de guerra («¡Azúcar!»), D'León tiene el suyo propio: «¡Cómo! ¡Sabroso!».

Ahora, el veterano autor de Llorarás o Pensando en ti, se presenta en el escenario del festival La Mar de Músicas de Cartagena, con su canto de inspiración afrocaribeña y la sonrisa con la que le vemos en la portada de Frenesí. Pura salsa, pura alegría, para la noche de verano de La Mar de Músicas de Cartagena.

Viernes 11. Auditorio del Parque Torres de Cartagena. 23.00 horas. Las entradas cuestan 20 euros.

  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MURCIA Y CARTAGENA