El abogado del gerente del club social de Paterna acusado de abusar de 13 niños de 10 a 15 años recurrirá para que no esté en prisión hasta que se celebre el juicio. Dice que la próstata lo dejó impotente hace cinco años y que los chavales lo irritaban para grabarlo y difundir los vídeos porque él los reñía y tenía "rencillas".

Las familias de las víctimas rechazan la ayuda psicológica
El abogado del gerente presentará un recurso para pedir su libertad, en el que alegará que "no existen hechos probados concretos" y que "hubo contradicciones entre los menores" cuando declararon ante el juez. Paralelamente, presentará ante el juzgado una prueba médica que se le practicó a su representado en la que se acredita que desde hace cinco años tiene una enfermedad en la próstata, que le dejó impotente.
El acusado no tiene antecedentes ni policiales ni judiciales

En el recurso, también incluirá la versión que ofreció su representado ante el juez, en la que aseguraba que cuatro o cinco de los niños que aseguraban haber sido víctimas de abusos "le tenían manía" porque les reñía, ya que se dedicaban a hacer pintadas en los edificios adyacentes al complejo deportivo.

El hombre aseguró que estos menores, en ocasiones, también le amenazaban tanto a él como a otros trabajadores con colgar en Internet vídeos que les grababan después de que les provocaran un enfado, por lo que había "ciertas rencillas". El gerente expuso que los niños les grababan y les coaccionaban "para lograr lo que querían" y que, alguna vez, uno de ellos le amenazó con denunciarle por abusos.

En el club hay más de 600 familias, algunas de ellas expertas en psicología, por lo que, en principio, las víctimas han rechazado apoyo psicológico del Ayuntamiento de Paterna.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA