Pruebas de agua en la luna
La mayoría de los científicos creen que la Luna se formó cuando un cuerpo del tamaño de Marte chocó con la Tierra hace 4.500 millones de años. (ARCHIVO) MAKE LESS NOISE
Unas pequeñas bolas de cristal verdes y naranjas que los astronautas se trajeron de la Luna hace casi 40 años muestran que existió agua en el satélite desde el principio de los tiempos, informó el miércoles un grupo de científicos. Usaron un nuevo método para analizar elementos en las muestras de arena lunar para demostrar que existían fuertes evidencias de agua, que datan de hace 3.000 millones de años.

Durante 40 años la gente ha tratado (de encontrar pruebas de agua) y no tuvieron éxito

Su estudio, publicado en la revista 'Nature', podría apoyar con evidencia la teoría de que continúa existiendo agua en los cráteres ensombrecidos de la superficie de la Luna y que el agua pudo ser un bien original del satélite y no fue llevada por cometas. La mayoría de los científicos creen que la Luna se formó cuando un cuerpo del tamaño de Marte chocó con la Tierra hace 4.500 millones de años.

El impacto gigante habría fundido ambos proto-planetas y enviado restos derretidos en órbita alrededor de la Tierra. Algunos de ellos eventualmente se anexionaron formando la Luna, pero el calor del impacto habría vaporizado los elementos livianos como el hidrógeno y oxígeno preciso para que exista agua, en teoría.

Espectrometría de masa iónica secundaria

Erik Hauri del Instituto Carnegie para la Ciencia en Washington ha desarrollado una técnica denominada espectrometría de masa iónica secundaria o SIMS, que podría detectar cantidades diminutas de elementos en muestras. Su equipo lo usó para hallar evidencia de agua en el magma de la Tierra.

"Entonces un día me dije: 'Mira, ¿por qué no lo intentamos con el cristal lunar?", dijo Alberto Saal de la Universidad de Brown, que contribuyó al estudio en una entrevista telefónica. "Nos llevó tres años convencer a la NASA para que nos financiara". Saal, Hauri y sus colaboradores pudieron conseguir 40 pequeños cristales y separarlos para su análisis. Lo que hallaron cambió la teoría tradicional de que la Luna está seca.

"Durante 40 años la gente ha tratado (de encontrar pruebas de agua) y no tuvieron éxito". "El sentido común nos dice que no hay nada". El equipo de Saal no encontró agua directamente, sino que midió el hidrógeno y lo asemejó con las medidas que habían tomado para detectar hidrógeno, y eventualmente agua, en el magma de la Tierra.