La Agencia Catalana del Agua (ACA) cuenta con un presupuesto de más de 60 millones de euros para duplicar la capacidad de la desalinizadora de la Tordera, en Blanes (Girona), que pasará de 10 a 20 hectómetros cúbicos al año, según informó hoy la Conselleria de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat.

El plazo de ejecución de esta obra es de un año y medio y el aumento de la producción de agua se destinará a abastecer el área metropolitana de Barcelona, según las necesidades de cada momento.

La sequía aceleró el proceso

Para poder llevar a cabo este proyecto, la ACA y el Ayuntamiento de Blanes han firmado un convenio de promoción, ejecución y explotación de actuaciones hidráulicas en el municipio, que incluye, además de la ampliación de la desalinizadora, la construcción de un nuevo centro de desalinización en Blanes y la construcción de nuevas infraestructuras, entre otras.

La Conselleria informó que la ampliación de esta desalinizadora ya estaba prevista pero se aceleró como consecuencia de la sequía que ha vivido Catalunya, que aconsejó adelantar esta obra y conectar la desalinizadora al sistema Ter-Llobregat, a pesar de que éste haya experimentado una "notable" recuperación.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA