Nicolas Sarkozy
Nicolas Sarkozy saluda a las puertas del Eliseo, en París. (Philippe Wojazer / Reuters). Philippe Wojazer / Reuters

Francia ha estrenado este martes su presidencia semestral de la Unión Europea (UE) con las tradicionales reuniones de sus líderes con miembros de la Comisión Europea (CE) para repasar las prioridades del semestre, pero con una nueva complicación para el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa .

Polonia complica aún más el "no" de Irlanda al Tratado de Lisboa

Al "no" irlandés al tratado que complica la labor de la presidencia gala de la UE, según reconoció anoche el presidente, Nicolas Sarkozy, se suma ahora la amenaza del jefe de Estado polaco, Lech Kaczynski, de no ratificarlo.

En una entrevista con un diario polaco difundida anoche, Kaczynski afirmó que el tratado ya "no tiene sentido" después del "no" irlandés y, preguntado sobre si firmará el texto, aprobado por el Parlamento polaco, indicó que "es inútil ahora".

PRIORIDADES DE FRANCIA DURANTE SU PRESIDENCIA

  • Un pacto europeo sobre la inmigración.
  • Un acuerdo sobre la aplicación del paquete energía-clima (que prevé para 2020 la reducción en un 20% de las emisiones europeas de gases de efecto invernadero).
  • La revisión de la política agrícola común.
  • El relanzamiento de la Europa de la Defensa.

PROBLEMAS DE FRANCIA DURANTE SU PRESIDENCIA

  • Sarkozy no habla sobre una de sus prioridades, la Europa de la Defensa, para no complicar más la búsqueda de una solución al "no" irlandés al tratado, dada la neutralidad de ese país.
  • Según reconoció el propio presidente galo, no hay mucho tiempo para encontrar una salida, ya que, dijo, la fecha límite es junio de 2009 debido a las elecciones europeas.
  • El "no" de Irlanda y las reticencias de Polonia y República Checa pueden amenazar el proceso de ratificación del Tratado de Lisboa en los países que aún no han ratificado el texto.
  • Sarkozy cree que la UE debe modificar su manera de funcionar para actuar de forma "concreta" y que "proteger" a los ciudadanos en lugar de "inquietarles".