No están de acuerdo con lo que el fiscal ha pedido. La defensa de uno de los chicos que quemaron a un hombre de Lucena alega que existe un error en la sentencia.

Los tres menores están condenados a cinco años de internamiento en régimen cerrado y dos de libertad vigilada por quemar a un hombre, y grabar todo lo ocurrido con un móvil ha recurrido la sentencia al entender, entre otros puntos, que existe un error en la apreciación de la prueba.

De este modo, el juez considera que los hechos constituyen una falta de maltrato, un delito de asesinato y un delito contra la integridad moral.

No existe prueba suficientemente de cargo para establecer que es un asesinato

Recoge la resolución también que los menores originaron la muerte de la víctima "aprovechándose o buscando la inferioridad que resultaba de la inhabilitación física de la víctima, para asegurar la producción exitosa y sin riesgo del resultado buscado, esto es la muerte del hombre".

El recurso se basa especialmente en que en la resolución del juez de Menores existe "una aplicación indebida del artículo en materia de asesinato", que entiende que no procede en este caso, puesto que según la defensa "no existe prueba suficiente de cargo para establecer que nos encontramos ante un asesinato, ni por tanto se puede aplicar esa pena", por lo que desde su punto de vista, existe en esta sentencia "una serie de preceptos que se han aplicado indebidamente".

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA